Tiara Rusa o de la Reina Cristina - Casa Real de España

Fué realizada para Doña Cristina de Austria, Reina Regente de España, inspirada en los tocados (Kokoshnikc) rusos, por lo que también ha sido conocida como la "tiara rusa".
         
 Está realizada en platino y diamantes con forma de lágrimas invertidas en cuyo centro hay una perla. Se remata en su parte superior por una fila de trece perlas.

La Reina Cristina en una terraza del Palacio de Miramar,
tras ella, la playa de la concha, en San Sebastian
Detalle del cuadro anterior, donde se puede apreciar
la tiara rusa.
La Reina, con la tiara, a su entrada al Palacio de las Cortes

          Al fallecer la Reina Cristina, la tiara rusa pasó a manos de su hijo, el Rey Alfonso XIII,
 quien la mantuvo guardada hasta que la cedió, en 1935, como regalo de bodas, a su futura nuera,
la Princesa María de la Mercedes de Borbón-Dos Sicilias y Orleans.

La Condesa de Barcelona, dejaría prestada la tiara, en algunas ocasiones importantes. A la entonces Princesa Sofía, se la dejaría para los actos de Persepolis, donde fueron invitados por el Sha de Persia, como se puede ver en la imagen:

   También dejaría la tiara a su hija la Infanta Pilar, y a su nieta Simoneta Gómez-Acebo para sus bodas.


Tras el fallecimiento de la Condesa de Barcelona, el Rey Juan Carlos llegaría a un acuerdo con sus hermanas, las Infanta Pilar y Margarita, para quedarse con la propiedad de la tiara .
Así, en junio del 2006, la tiara reaparecía sobre la cabeza de la Reina Sofía,
 en la visita de Estado que los Reyes de España hicieron a Noruega.


Desde entonces quedó reservada para ser lucida por Doña Sofía, con ocurrió en la visitas de Estado que hicieron a España el Rey de Arabía Saudí y la Presidenta de Filipinas


Con motivo de la visita del Presidente de China a España, en noviembre de 2018, la Reina Doña Letizia luciría por primera vez la tiara.

La Reina Letizia con la Tiara Rusa y los pendientes de la Reina Victoria Eugenia

SS.MM. los Reyes Felipe VI y Letizia

Tiara de Esmeraldas Rosenborg - Casa Real de Dinamarca


Es una tiara de oro y plata con esmeraldas, realizada por C.M. Weissshaupt en 1840 para las bodas de plata de los Reyes Christian VIII y Carolina Amalia de Dinamarca.

La Reina Alejandrina con la tiara de esmeraldas

El aderezo se completa con gargantilla, pendientes y broche,
y para su realización se usaron 67 esmeraldas y 2.650 diamantes


Será la Reina Alejandrina, quien en 1914 decide enviarlas al Castillo de Rosenborg para que sean custodiadas, y más tarde fueron expuestas al público.

Castillo de Rosenborg, lugar donde se guarda y custodian las joyas

Junto con otras joyas, pertenecen a la Corona danesa, y solo pueden ser usadas por la Reina, además no pueden salir de Dinamarca.


La Reina Ingrid con el aderezo Rosenborg
  

La actual Reina de Dinamarca, Margarita II, reserva el aderezo para los actos más importantes que se celebran dentro del territorio danés.




La Reina Margarita y el Príncipe Henri durante los actos de celebración
del 70 cumpleaños de la Soberana danesa.


Tiara Napoleonica - Casa Real de Suecia

Creada ente 1810 y 1814 para un miembro de la Familia Imperial de Francias, posiblemente para Hortensia de Beauharnois, hija de la Emperatriz Josefina, y más tarde Reina de Holanda por su matrimonio con Luis Bonaparte.


La tiara llegaría a Suecia llevada por la Reina Josefina, sobrina de la Reina Hortensia, al contraer matrimonio con el Rey Oscar I de Suecia.
La Reina Silvia en 1979, durante la visita de Estado a Austria
La tiara, conocida también como Cut Steel Tiara, está realizada en oro, plata y acero pulido, muy de moda en esa época. Lleva adornos vegetales que representan hojas de roble, bellotas, flores y plumas.

La Reina Silvia de Suecia
            Durante muchos años la tiara estuvo guardada (se cuenta que fue encontrada por la Reina Silvia en un viejo armario del Palacio), hasta que, tras ser restaurada, volvió ser usada por la Reina en 1979, durante la visita de Estado de los Reyes de Suecia a Austria.


La Tiara será utilizada por la Princesa Victoria en múltiples ocasiones, así como por otras damas de la Familia Real de Suecia


La Princesa Desiree, hermana del Rey Carlos Gustavo, e incluso la fallecida Princesa Lilian, también han lucido la tiara después de que la recuperara la Reina Silvia.

La Princesa Desiree en la boda de su sobrina, la Princesa Magdalena